42.195

42.195 metros. Maratón. La distancia de Filípides. La más mítica de todas las distancias. La que de verdad te hace un hombre (o una mujer) en el noble arte de correr.

42.195 metros, esa es la distancia de la Maratón de Valencia. Que será mi próximo objetivo, en noviembre.

Hola a todos. Después de mucho tiempo sin pasar por aquí, vuelvo. Esta vez para anunciaros mi próximo reto. Como ya habéis leído, voy a por una maratón.

Es un desafío al que todo aquel que corra quiere, y seguramente debe, enfrentarse alguna vez en su vida (quien os diga lo contrario, miente como un bellaco) y yo ya llevo un par de años detrás de el. Hay que enfrentarse a el, pero no hay que perderle el respeto. Antes tan siquiera de plantearse uno hacer una maratón, debe haber pasado por distancias menores, de manera progresiva y con cierta cabeza. Y una vez superadas, atacar el premio gordo. Seguro que así es mucho más gratificante, por el simple hecho de disfrutar el camino. Si vamos de golpe a por lo grande, nos estrellaremos y la hostia será gorda.

Me lo he planteado un par de veces hacerlo, la verdad que los dos últimos años he querido correr el de Murcia, y siempre por una cosa o por otra, no me he visto capaz. Siempre coincidía con algún triatlón que tuviera planeado, no en fecha por que se corre en enero y como que no está el agua para muchos tris pero si interfería en la planificación. O simplemente por no verme capacitado para hacerlo. Pero de este año no pasa, después de ver en la tele la carrera de Valencia, me piqué.

Otro motivo por el que voy a correrlo es un cambio de planteamiento deportivo. En los últimos años siempre he planteado dos objetivos, uno antes de verano y otro después. Siempre triatlón y al menos uno largo. Normalmente, el de después de verano toca entrenarlo durante el mismo….y ya sabéis más que de sobra que mis veranos son ajetreados. Así que mi cabecita se encendió con cierta coherencia por una vez (digo cierta, por que preparar una Maratón en verano, en Murcia….da que pensar a ver donde cojones tiene eso la coeherencia) y pensó que entrenar para un solo deporte sería más fácil. Eso si, olvidó pensar que de los tres, correr es lo que peor se me da….

También hay que tener en cuenta que la distancia la he hecho y superado varias veces. 2 Rutas de Las Fortalezas, Yeti trail, IronMan. Más de los Half’s que he corrido, los cuales me han llevado más tiempo del que espero estar corriendo en Valencia. Por lo tanto, no me debe pillar muy de susto.

 

Los campeones de las 7 a.m dando el callo bien temprano en Kumuka

En realidad no voy a entrenar un solo deporte (voy fresco si me creo eso). Una de las dificultades que se me presenta es la decisión que tomé a finales de la temporada pasada de prescindir de entrenador. Por lo tanto, me voy a auto -entrenar. Esto tiene dos opciones, exploto ya del todo o me sale de puta madre…ya se verá. A lo que iba, para entrenarlo voy a utilizar un método de entreno cruzado que consiste en tres días a la semana de carrera y dos de entreno cruzado. En mi caso bici y/o natación en el mar (la piscina me la cierran en verano). Complementado con trabajo de fuerza, que para mi serán mis sesiones de CrossFit con mi grupo de las 7 de la mañana. Eso si, moviendo cargas inferiores a las que estoy moviendo ahora, buscando  afinar lo máximo posible.

 

Tanto las sesiones de bici como las de natación son muy suaves, regenerativas y para trabajar un poco el fondo de manera menos lesiva que la carrera. Así que no espero ponerme fuerte en ninguno de los dos en mucho tiempo.

La parte de correr pura y dura son tres días. El primero series cortas, muy intensas. El segundo, series más largas o rodajes cortos intensos (pero menos ), lo que se conoce como tempo. Estas son las sesiones en las que realmente trabajas el ritmo de carrera. Y el tercer día, rodajes largos “suaves”. Siempre con un día al menos entre una sesión y otra a pie y mínimo uno de descanso a la semana. En total, 16 semanas de cachondeo….para intentar acabar con toda la dignidad posible y no irme muy allá de las 3h30′ (esto no lo veo demasiado difícil, es correr alrededor de 5’/km)

Otro motivo para hacerlo este año es lo poco que he competido. Solo he hecho la Ruta de las Fortalezas. Y como mucho, haré una media antes de la carrera, a modo de entreno. Por lo tanto, no llegaré muy quemado al día “M”.

He competido poco por que no me ha cuadrado bien casi nada de lo que suelo hacer, por calendario. Ademas de la cancelación de Elche, que era mi objetivo principal que me quitó un poco las ganas. El año que viene me he planteado no competir en nada, y este está siendo un año de transición hacia ese estado, sin quererlo pero ha salido así. La verdad que el cuerpo tampoco me pide muchas carreras, así que tampoco pasa nada.

Ya solo me faltan un par de detalles. No se que zapatillas voy a usar, aunque de las candidatas, hay unas que llevan muchas papeletas, las NB Zante. Ultimamente he corrido con Adidas y he ido muy bien (el boost es una maravilla), pero estas tienen muy buena pinta y por lo que he visto, se adaptan bastante a lo que busco (alrededor de 250 gr y drop medio-bajo, 6mm), con un sistema de amortiguación muy parecido al de Adidas.

Y…tengo que sacarme 4 kilos de lastre mínimo….Que lo veo más difícil que correr la maratón en si.

Empezamos en serio el 1 de agosto. Os iré informando.

Sed buenos.

 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Compártelo