I Campus de triatlon La Manga

 

 

10801719_830553973653376_3528172606725382211_n Hola a todos. Esta vez no voy a hablar de carreras, aunque si de deporte, de triatlón más concretamente.

El fin de semana del 16 al 18 de enero se ha hecho el primer Campus de Triatlón La Manga, organizado por Trimatas en el Hotel Entremares. Y con el que también colaborábamos nosotros poniendo un coche de asistencia para la salida del domingo.

Es la primera vez que voy a algo de este estilo, y la verdad que genial. Fin de semana dedicado integro al tri, con charlas teóricas y trabajo práctico. Conociendo gente nueva, de todos los niveles, junto con gente a la que ya conocía y con mi amiga Sandra que hacía siglos que no veía. Aunque ella no pudo participar en todas las actividades, ahí estuvo todo el finde, haciendo de staff técnico/fotógrafa en las transiciones y con Isa el domingo en el coche.

El campus empezó el viernes con una charla sobre nutrición, que, la verdad, no me llamó mucho. Estaba basada en Metabolic Balance y como que no me interesa mucho.
El sábado por la mañana, después de desayunar, empezamos con la teoría. Tocaban transiciones, de la mano de Alberto Bravo. Después de la charla, tocaba sufrir. Poner en práctica lo visto. Montamos boxes en un parking, un par de circuitos de bici y carrera y a sudar. Claro, como era de esperar de tranquilos nada e íbamos a saco, tanto en los 2 kms de bici como en los 600 de carrera. Eso si, no hice una sola transición derecha, no di pie con bola. Pero bueno.

Después de las transiciones, tocó Spa. Genial, pero me dejó hecho polvo. Parecía que me habían dado una paliza. Y aún quedaba correr y nadar.

Salimos del Spa y a comer (una barbaridad, como en todas las comidas y cenas). Después, tocaba correr un rato, más algo de técnica en la playa. Antes de salir a la calle, Pablo nos dio una charla comparativa entre los corredores keniatas y los europeos, bastante interesante ver las diferencias entre ambos.
La primera idea era correr del hotel al faro y vuelta, pero sobre la marcha pensé en dar la vuelta al faro, sería un recorrido algo más largo y mucho más bonito. Lo propuse, lo hicimos y acertamos, el circuito gustó. Luego el trabajo de técnica terminó de arreglar lo que me quedaba de piernas.

Tras la carrera, tocaba piscina. Grabarnos en video para ver ya pulir fallos, sesión corta pero intensa, que ya terminó de fundirme.

Después de la piscina, ducha, cena y salimos a tomarnos algo, que no todo es sufrir. Isa nos recogió y a tomarnos una copa, aunque sin pasarnos que al día siguiente había bici.

El domingo tocaba la última jornada. Salida ciclista en grupo.
Ibamos a hacer dos grupos. Uno más fuerte que haría (haríamos) una ruta más larga y dura. Y otro más flojo, que harían menos kms. Como ya he dicho, Isa vendría detrás con el coche y el porta bicis por si las moscas. Un par de días antes del campus, hablé con Pablo de la posible ruta.

Decidimos subir Portman todos juntos y una vez arriba, “los fuertes” iríamos hacia Cartagena, pasando por Escombreras y subir la cuesta de “Los Gitanos” y los demás irían directos a La Unión, para cruzarnos todos en esa carretera. Por inventor, me tocó ir con los fuertes, ya que era el único que conocía por donde ir. Al menos, no les quedó otra que ir esperándome si querían llegar.

El otro grupo iría acompañado del coche con Isa y Sandra, directamente hacia la carretera de La Unión.

De todas formas, aquí creo que hubo un fallo. Por lo que iban contando desde el coche escoba, Portman se le hizo duro a más de un@. Quizás este grupo debería haber ido por otra zona menos dura, el Descargador, acompañado del coche o de algún guía en bici. Y los demás por donde tiramos, con otro guía. Y cruzarnos en el mismo sitio. Algo a mirar para la próxima edición.

 

Sed Buenos

Compártelo

Deja un comentario