Cross de La Artillería.

 

Hola de nuevo a todos! Volvemos con otra crónica. 10474819_10205668821983274_5049857884451563845_oEsta vez toca Cross de La Artillería, seguramente la prueba mas famosa que se hace por Cartagena.

Este año ha coincidido con otra prueba bastante interesante, la Cartagena Trail (carrera de montaña). Estaba convencido que esta coincidencia le restaría participación a la carrera, pero nada más lejos de la realidad, casi 4000 inscritos entre todas la pruebas. Canicross, 6km, 14kms (carrera del faro) más las pruebas pequeñas para niños. Vamos…un disparate de gente.

Era la tercera vez que me inscribía, las dos anteriores en versión corta, pero este año me decidí por la larga, cada vez tengo más claro que tengo que ir a por distancias largas. En menos de 10km sufro demasiado. No quiere decir que sea bueno en más distancia, quiere decir que se me da “menos mal”. Soy deportista de fondo…será la edad. Ademas, como el año pasado, coincidía con la víspera de mi cumpleaños. Así que a celebrarlo!

Vamos a la prueba.

Como tenía el dorsal ya, llegué con poco menos de una hora de antelación. Foto del club, saludos, charlas, más fotos….y poco antes de la carrera a calentar un ratito.
Cuando se aproximaba la hora del inicio, me acerqué a la linea de salida. Quería ponerme lo más adelantado posible, costumbre que he cogido últimamente. Aunque tenia claro que en primera fila no, llegó gente después e iban cogiendo sitio delante. Por supuesto, la primerísima linea reservada a los favoritos; Raul Guevara y Alberto Gonzalez Conesa como cabezas de cartel.

Había hablado con Pablo en intentar hacer la carrera a un ritmo cercano a los 4’10”/km, y si veía que no podía, pues bajar un poco e ir más conservador. Esa fue una de las razones por las que tampoco insistí demasiado en ponerme muy adelantado, para evitar tentaciones…

Cañonazo de salida y todos como alma que lleva el diablo… Salí controlando el Garmin, para no pasarme de rosca, pero ni esas. El primer km, con una subida de unos 300 metros, por debajo de 4’ y el segundo casi igual. Llegando a este segundo km, me pillaron las dos primeras chicas, mi amiga Carmen Evangelista e Isa Pellegrin, también conocida; acompañadas de dos liebres que las llevaban a buen ritmo, así que decidí quedarme con ellas. La verdad que Carmen y yo solemos llevar ritmos similares (aunque suele ganarme).
Durante buena parte de la carrera fui en ese grupo, rodando a un ritmo de 4´07”,pero una vez que entramos en la carretera del faro, empecé a ir un poco forzado y no me quedó otra que dejarlos. Ese fue el momento mas duro de la carrera, entre la carretera en constante sube-baja, el viento que hacia y el ir sólo..pasé 3 o 4 kms duros. Solo relativamente, por que éramos mas de 1200 corredores en la prueba larga, pero no pillé a ninguno con un ritmo como el mío, eran más rápidos o mas lentos…

Llegamos al faro de Navidad y vuelta, los 3 kms siguientes a este giro fueron más de conservación que de otra cosa, intentando no sobrepasar los 4’30”/km; Hasta que no salí de esa carretera y entré otra vez en Cartagena, no empecé a ir bien. Dentro de los últimos 4 kms aumenté el ritmo de forma considerable. Empezar a ver a público animando de nuevo, gente conocida y amigos que te gritan, da subidón. Además, ya solo quedaba una dificultad, la subida de la universidad, todo lo demás, lo que no era llano, picaba para abajo. Podía apretar.

Al final, 1h justa en meta, a un ritmo de 4’19”. No muy lejos de lo previsto, aunque ya puestos, bajar de la hora hubiera estado mejor. La próxima vez será.

Sed buenos

Compártelo

Deja un comentario