II Cross Playa Paraíso Extrem

Hola de nuevo, volvemos con otra crónica. Está de una carrera que en principio no iba a correr, pero un cambio de última hora en el triatlón de Cartagena, pasándolo al Sábado por lo mañana, me hizo cambiar de planes, apuntandome a esta.

 Es una carrera de 7 kms. que se celebra en una zona residencial a 5 minutos de casa. Un circuito bordeando el Mar Menor, bastante bonito y de primeras muy asequible por llano.
 La verdad que para esta carrera iba muy confiado de poder hacer, mínimo, top 10.  Viendo las clasificaciones del año pasado, la gente que estaba inscrita (es un fin de semana bastante completo en Murcia, tri, marcha MTB, primera edición de un ultra fondo y alguna cosita más, lo que hace que nos repartamos) y como estaba corriendo yo últimamente, bajando de los 4’/km, o rondándolos, con cierta “facilidad”. Me creía capaz de hacerlo. Hablando con Pablo, se lo comenté, me dijo que con la fatiga acumulada que llevo ya, que no me lo garantizaba….y que razón.
 A la carrera. Llegamos Isa y yo un ratillo antes, cojo dorsal y a calentar. Saludos y fotos típicas, con los compañeros mangueros de estos eventos y a la salida. Mi idea era ponerme en primera fila, e intentar aguantar a la cabeza lo más posible. Me coloco en primera línea, avísan de la salida y pistolazo. Salgo fuerte, pero buscando la espalda de alguien, no como en artillería que parecía que me iban a quitar la calle. La primera curva la paso en tercera posición, y aguanto con este grupo los dos primeros kms. Andando bastante por debajo de los 4’/km.
 Pero enseguida me doy cuenta que no, que a ese ritmo no aguanto, bajando a los 4′ y poco. Salvo el  trozo del km 5 al 6 y pico, entre que la zona era de un poco sube-baja y algo de arena de playa, es el sector más lento de todos, pasando de 4’30″/km.
 Al final, 30′ en meta, a 4’08 de media y bastante tocado de patas. Quizá si no hubiera salido tan fuerte, hubiera podido ir progresando (que es como hay que hacer estas cosas), y hacer mejor marca.
 De todas formas, este tipo de carreras no se me terminan de dar bien, no soy rápido y sufro bastante. Pero bueno, están bien para desfogarse de vez en cuando.
 La próxima, si no pasa nada, el día 21. Triatlón de Alcalá de Júcar. Y ya ponemos fin a esta temporada, que esta siendo la más cargada en mucho tiempo, y mi cuerpo ya pide descanso. Aunque ya hay algún objetivo previsto para después de verano.
 Sed buenos.

 

Compártelo

Deja un comentario