Malas fechas.

 Hola de nuevo, otra vez andamos por aquí.

 Esta ha sido un semana que más me vale borrarla,  vaya desastre. Y es que no son fechas, en Navidad es dificil sacar algo adelante. Primero por que los días señalados no es fácil entrenar. Segundo, por mucho que te controles, te hartas de comer, y eso hay que moverlo. Si además, como me pasa a mi, todo lo que no he trabajado en invierno, lo trabajo estos diez días y encima te pones malo, ya para de contar.

 Con todo, la cosa empezó bien los tres primeros días, el lunes tocó nadar, y aunque en un horario distinto al habitual, pude hacerlo. El Martes, había bici más carrera y en plena ciclogenesis explosiva, con un viento de narices salí en bici y luego corrí, sacando los ritmos previstos bastante bien.

 Pero ya a partir de esa tarde, día de Nochebuena, empecé a notar la garganta picar. Y al final caí. El día de Navidad, que tocaba descanso lo pase regular y por la noche con fiebre. Así que se acabo el entrenar un par de días.  El fin de semana lo tenia movido en el trabajo, y no era plan de estropearse.

 Esta semana tocaba:
 -Natación: Tres sesiones para hacer 8000 metros, se quedó en una de 2,500
 -Carrera: Dos sesiones más una transición, al final transición más carrera por montaña.
 -Ciclismo: Dos sesiones, una con transición y otra sola. Esto si, algo ventosas, pero sacadas las dos.

 Sed buenos.

 

Compártelo

Deja un comentario