Maratón. Mitad del camino.

Una vez leí que lo difícil de un Maratón no es la carrera, es entrenarla. Que razón tenía quien lo escribiera…

Hola de nuevo a todos. Pasamos de nuevo por aquí para contaros cómo va mi preparación del maratón.

Como reza el titulo del post, la mitad ya está hecha, realmente más de ella. En el momento de escribir esto estoy terminando la semana 9 de 16.

¿Qué tal ha ido?  Depende. Vamos a verlo desde distintos puntos de vista.

1-Intensidad:

Hago dos éntrenos a la semana. Uno de series puro y duro (sobre todo duro) que van desde 400 a 1600 m, prácticamente a tope. Y otro que es un rodaje a “ritmo alto” pero un puntito más flojo que las series.
Bien, en este aspecto podemos hacer una división en el tiempo. Las cuatro primeras semanas ni me acercaba a los ritmos establecidos e iba con el pulso desbocado. Entre la 4ª y 5ª semana tuve un problema de sobrecarga en los sóleos y fue prácticamente imposible hacer nada decente, cumplía con los kms, pero lejos del objetivo. Descarga en el fisio, un poco de relax y solucionado.

A partir de ahí, ya metidos en la 6ª semana fue un cambio radical. De repente empecé a ir mucho más suelto y a los ritmos que debía, incluso por debajo de ellos. Sin disparame de pulsaciones. En total, en cada una de estas sesiones sumo entre 8 y 13 kms.

2 -Fondo:

Lo que peor  llevo, parece mentira, pero así es. Cuando empecé con este pastel, tenía claro que iba a ser lo que más me costaría. Por mucho que prefiera las carreras largas, correr no corro bien, nunca lo he hecho. Y sabía que en estos entrenos iban a ser en los que más sufriría. Me toca un día de tirada larga a la semana, estas van desde 18 a 32 km, pasando por tiradas de 21, 25, 29…pues no me equivoqué, me están costando horrores. Ni de broma me acerco a los ritmos que me piden, si lo hago voy muy alto de pulsaciones y creo que no es lo que se busca con estos éntrenos.

Tengo claro que, en gran parte, el calor que hace en verano en mi tierra es el culpable del trabajazo que me está costando. Por eso, hasta la fecha cambié la forma de hacerlas, controlándolas por tiempo en vez de por distancia. Estas sesiones han ido desde 1h30’ hasta 2h30’ entre 18km y 24km. De aquí al día de la carrera, al menos dos tiradas de 30km quiero meter.

3 -Físicamente:

Lo más evidente es que me he afinado. No mucho, pero algo se nota. Desde que empecé a ahora, he bajado casi 3 kilos. Tanto de grasa como de musculatura. Espero bajar algo más aún.
Efecto menos evidente, pero que también está ahí es que la musculatura de las piernas “tolera” un poco mejor la carrera y mi carencia de técnica de la misma. Voy con menos dolores que de costumbre.
A nivel fisiológico, y más friki, me han bajado las pulsaciones en reposo, recupero mucho más rápido y el valor de VO2 Max me ha vuelto a valores que tenía en la época del IM. (Esto último es estimado por el reloj)

4 -Sensaciones:

Sensaciones contradictorias. Estoy hasta los webs de correr, pero a la vez me encuentro fortísimo haciéndolo. No como estaba hace 4 años, que fue mi mejor época, pero si bastante mejor de lo que estaba últimamente.

En general. creo que lo llevo bastante bien, quizá falto de meter alguna tirada larga de verdad, pero más por temas de confianza que otra cosa y poco más.

Obviamente, tema bici o agua, mejor ni hablar. La bici la estoy tocando algo más, incluso cambié una de las tiradas largas por una sesión de 1h45’ de rodillo. Pero el agua…no llega ni a anécdota.

Ya tengo, también, decididas las zapatillas que usaré. En el próximo post os las enseño.

Sed buenos.

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Compártelo