Media Maratón de Murcia

Hola a todos. Volvemos con la primera crónica de la temporada. La Media Maratón de Murcia.

Es una carrera que nunca había corrido, y de hecho no pensaba correrla. La idea era hacer Cartagena 15 días antes. Pero un principio de año bastante malo, en el que no he podido empalmar dos semanas seguidas de entreno hasta casi marzo, hizo que cambiáramos de planes.

La carrera en general estuvo muy bien. Climatologicamente el día perfecto. Sol, calor (aunque un poco más tampoco me hubiera importado) sin viento. Circuito urbano prácticamente llano y bastante entretenido (salvo los tres últimos kms para mi gusto). Bien organizada pero con un solo fallo desde de mi punto de vista, en los avituallamientos solo nos dieron agua.

Ahora, mi carrera en particular no estuvo tan genial. La podemos dividir en dos partes, los primeros 15 kms y los últimos casi 7.

Desde el principio. Llegamos Isa y yo un poco justos, básicamente por que nos equivocamos de zona. La salida era desde un pabellón y nosotros fuimos a otro. nada que no se pudiera solucionar. El único problema real fue aparcar.

Mientras ella buscaba donde dejar el coche, yo me fui a por el dorsal y chip. Calenté algo y para la línea de salida. Esta vez aunque me puse adelantado, no busqué las primeras filas. Sabia de sobra que no pintaba nada ahí.

La idea era intentar hacer un rodaje exigente (para mi, y más ahora mismo) a unos 4’35” el km. De salida, el primer km fui bastante por debajo de ese ritmo, hasta que cogí mi sitio y ya me puse a la velocidad que tocaba. En principio iba bastante cómodo, manteniéndome por debajo de los 4’40” sin demasiados agobios.

Paso el primer 10k y veo 46′ en el garmin, eso me dio ánimos y me hizo pensar que no me iba a salir tan mal como esperaba. No iba a bajar de 1h 30′, pero tampoco haría demasiado mal tiempo.

Como me seguía viendo bien, intenté apretar un poco….y la cagué. En el km 15 ví que ya iba rondando los 4’40”. Y lo peor es que no podía bajar, todo lo contrario. Hasta aquí, la primera parte de mi carrera.

De repente, noté hambre y ya se acabó todo. Por eso decía que desde mi punto de vista, los avituallamientos estaban faltos de chicha. Esa sensación de hambre derivó a quedarme totalmente vacio y poco a poco a dolor de estomago. Lo que viene siendo un “pajarón de manual”. Que largos se me hicieron los últimos kms.

Al final en meta, 1h43′, rodando a casi 5′ y con bastante malas sensaciones. El dolor de estomago me duró hasta la noche.

Realmente la culpa fue mia. Desayuné bien, pero demasiado temprano. Se me olvidó llevarme aunque fuera un gel. Y al no estar aún en forma, aguanté menos el no meter nada en las casi dos horas de carrera.

Pero bueno, de todo se aprende.

La próxima sera el Half de Jumilla, al que espero llegar mejor. Este año, al menos antes de verano, la verdad que voy a hacer poquitas cosas, está la agenda bastante completa.

 

Sed buenos

Compártelo

Deja un comentario