Nueva temporada

Hola de nuevo a todos. Volvemos por aquí después de un pequeño descanso, tanto de escribir, como deportivo.

Después de correr el triatlón de Alcalá, Pablo me dio tres semanas de “vacaciones triatleticas”. La verdad que me han venido geniales, ya necesitaba parar, a nivel físico y psicológico. Aunque siendo sinceros, debían haber sido descanso total, y alguna escapadita a la piscina si he tenido.

La temporada ha sido larga, seguramente la que más desde que estoy haciendo deporte, y en la que más he competido, también. Empezó en septiembre, corriendo la media maratón de San Javier, en la que logré MMP, bajando 9 minutos, aunque ya en agosto corrí la primera carrera bajo el trabajo con el mister, el cross de Cabo de Palos, un 5k donde fui capaz de ir a 4’/km raspao, algo impensable tres meses atrás. De ahí pasamos al primer objetivo serio del año, la Yeti Challenger (44 kms de trail + 35 de MTB) en noviembre, donde la cosa no salió como esperábamos.

Después de la Yeti, ya nos centramos en lo que iba a ser el GRAN objetivo. Debutar en triatlón de media distancia (Medio Iron Man), en Elche. En noviembre, corrí el cross de Artillería, otro 5k, el que esta vez conseguí andar por debajo de los 4′, pero terminé fundido.En diciembre, el trail de La Manga Club, donde bajé 4 minutos la marca. Y paramos.

Paramos de competir, al menos dos meses, pero no de entrenar. Haciendo en diciembre un macro ciclo de natación en el que a punto estuvieron de salirme escamas….que cantidad de metros pude nadar.

En febrero empezamos otra vez a competir, corriendo un 10k, en marzo un duatlon (donde realmente me di cuenta de la mejoría , haciendo el primer sector de carrera por debajo de 4’/km muy fácil), en abril un triatlón olímpico y, a finales de abril, la gran cita! Que, a pesar del vendaval, salió como tenia que salir. Marcando 5h 29′.

Después de Elche, otro par de triatlones y un cross de 7k, pero acusando ya el cansancio. En total fueron 53 semanas de caña.

Ahora, hemos empezado otra temporada, bueno pre-temporada, y el plan será parecido, empezar a competir en septiembre, para terminar en junio. Un poco rara, ya lo se, pero es lo que tiene tener un trabajo que en verano te absorbe.

En principio, y a falta de sentarnos a hablarlo, la idea es hacer el Pure Triatlón de Los Alcazares, (1800 + 50 + 12’5) a finales de septiembre, y el medio Iron Man de Canet, a mediados de octubre. Con el campeonato de España de Tri olímpico (en Grupos de edad) a mediados de septiembre y la travesía a nado de Cabo de Palos a mediados de octubre por en medio.

¿Y después? Ya se verá…..

Sed buenos.

Compártelo

Deja un comentario