Probando (II)

 Hola a todos. Seguimos cumpliendo semanas, de entreno y de escribir.

 La semana pasada os hablé de que estábamos de pruebas. Probando zapas y cositas en la bici. Como del tema zapas ya di la brasa, aunque aun sigo con ellas, hoy vamos a por la bici.

 Realmente, lo que estoy es buscando la posición. Para ir normal la tengo más que cogida, pero con acople es otra cosa.

 La bici que tengo ahora es una Giant TCR que me compré en agosto,  Aunque mi Lapierre no estaba mal, el cambio fue grande. Empezando por la geometría, ésta es mucho más deportiva, te pide apretarle. También es mucho más rígida, a la mínima que haces fuerza, se transforma en avance. Es lo que tiene el carbono respecto al aluminio y encima con la construcción de este cuadro, que es rocoso. Por supuesto, es mucho más ligera. Unos 3 kilos menos, que sumados a mejores ruedas y componentes hacen el rodar mucho más suave. Total, que hay un buen salto de calidad entre ambas, por eso la cambié, claro esta.

 Me decidí por esta bici, además de por el precio, por la estética que tiene. Sin buscar la aerodinámica por encima de todo como otros modelos (la Propel por ejemplo, sin salir de Giant), si tiene algunos detalles que favorecen la lucha contra el Dios Eolo. La horquilla de barras planas, la forma de la pipa y, sobre todo, lo que más me gusta, la zona de la tija/tubo vertical. Que simula tija integrada y los dos con una forma de gota de agua, que envuelve la rueda trasera bastante llamativa.
 Las llantas con un poquito de perfil y blancas, son para rematar la faena.
 Y es precisamente esa tija la que provocó las pruebas de postura. Tiene dos posiciones para colocar el sillín, la normal de ruta, más atrasada. Y otra mas adelantada, que abre el ángulo del sillín respecto al tubo vertical y te “tira” encima del manillar. Esta posición es la idónea a la hora de poner el acople de triatlón, para poder “tumbarte” y buscar la posición mas aéreo posible. Pero claro, no solo es cambiar el enganche del sillín, es ver la altura, la separación con respecto al manillar y, ya puestos, experimentar con la altura del manillar.
 La intención es buscar una posición lo más aerodinámica posible, teniendo en cuenta que la bici no es de crono, pero que sea cómoda y sostenible. De nada vale ir súper extremo, si no aguantas ni 10 kms.
 Después de dos semanas, parece que ya la tenemos casi cogida. Aunque tanto mover sillín me ha costado una tendinitis en la rodilla, pero bueno, no es nada grave. Ahora toca seguir curando encima de la maquina!.
 Ademas de esto, he empezado a colaborar con el blog de los amigos de www.lifesportculture.com. (si no tenia bastante con este…). En el escribiré en paralelo a este, incluso más de una vez coincidirán las entradas. Os invito a que lo conozcáis. 
 Los entrenos de esta semana han bajado un poco el nivel. Ha sido una semana de descarga, para asimilar lo hecho y recuperar un poco el cuerpo.
 Natación: Dos sesiones, para sumar 5400 metros.

 Carrera: Tres sesiones, una de farletk, otra de montaña, que me salté por no forzar la rodilla y una transición el sábado. Total unos 20 kms

 Ciclismo: Una sesión de rodillo más dos salidas, una de 70 kms en carretera y otra de 40 kms en MTB.

 Una sesión de ejercidos de fuerza.

 Sed buenos.

Compártelo

Deja un comentario