III Sunset Race La Manga Club

Hola de nuevo a todos. Volvemos con otra crónica, la de la Sunset Race.

Es una carrera de las que por sistema no se me dan bien, es decir, corta. 7km “solo”. Es la tercera edición de esta carrera, nunca la había corrido y tenía ganas de probarla. El entorno es espectacular, dentro del campo de golf de La Manga, literal lo de dentro, se arranca en el mismo césped de juego y se atraviesa varias veces, siendo el resto del circuito por la vía que utilizan los bugguies para desplazarse.

13734979_10157177767550099_6056887831505065781_o
Foto de Javier Martinez

Cuando decidí hacerla, me planteé buscar un ritmo sub 4′, hablándolo con gente que ya la había corrido, me dijeron que es más dura de lo que parece, con continuos sube-baja que te van rompiendo el ritmo y las piernas a partes iguales. Así que sabiendo que no estoy nada rápido, deseche la idea.

El día de la carrera nos fuimos para allí Isa y yo con tiempo, la salida era a las 20:30, así que tampoco era ningún trastorno, además, fuimos en moto por previsión de tráfico a la vuelta. Recojo dorsal, saludamos a gente conocida, y me encuentro con mi compi Fernando. Hablando con él, me pregunta, iluso, que si voy a ir a un ritmo tranquilo o salir enflechado, para venir conmigo u olvidarse de mi. Le digo que no. Que todo lo que sea ir más rápido de 4’30” será un logro y él que quería hacer menos de 32′. Así que más o menos iban a ser ritmos parejos.

Calentamos un poco y nos vamos para la salida. Nos colocamos demasiado atrás, íbamos con la idea de ir “de paseo” y nos pasamos un poco, pero bueno. Salida y a correr. Como era de esperar, el primer km a tope, adelantando gente como cosacos. Por un momento mire el garmin e íbamos a 3’50”, le dije de levantar el pie o al menos yo petaba.

Poco a poco encontramos nuestro sitio y bajamos el ritmo, qué razón tenía quien me dijo que era dura….la madre que la parió, a la carrera. No había manera de ponerse a ritmo constante. A lo que sumar el calorazo que hacía, que antes bien, pero últimamente lo llevo fatal. Será que me hago viejo.

Llegando al tercer km, cuesta arriba, Fer se me escapó un poco y ya no fui capaz de echarle mano. Lo mantuve a la distancia, pero no podía recortarle los 30″ que me llevaba. Sigo corriendo, manteniendo el ritmo lo más decente que puedo, y cuando estábamos ya en el último km, la sorpresa. Una subida de no más de 40 m, pero con mucha pendiente y que empezaba justo tras una bajada…mortal de necesidad. Un chaval que iba conmigo, coronó y se paró. No pudo seguir. Y le faltaban 400m, pero le rompió totalmente.

De ahí hasta meta ya fácil, picando para bajo y llaneo. Al final 31′ y poco, a 4’28” pero exhausto. Pocas carreras me han dejado como esta.DSC_0685

De momento hasta octubre ya no creo que haga nada, y con un cambio de objetivo, ya que han cancelado el Ocean Lava de La Manga, así que habrá que buscar nuevo destino, y muy probablemente nos vayamos a Marina D’or. Iremos informando.

Sed buenos.

Compártelo

Deja un comentario