Triatlón de Cartagena

Hola de nuevo a todos. Volvemos con otra crónica, la del Triatlón de Cartagena.

Llegaba a esta carrera con una ilusión diferente, después de dos años sin poder correrla, tenía ganas devolver a hacerla. Además, era la primera cita preparada con el nuevo sistema de entreno CrossFit Endurance.

Bajé solo ya que era muy temprano, y no quise hacer madrugar a Isa para una carrera de menos de hora y media. A las 8 de la mañana ya estaba yo en Cartagena, con el dorsal recogido y saludando a la gente. Entre ellos a José María, compañero de CF y que debutaba en tri. Fotos, montar box, ponernos (y volver a romper, ya lleva 7 parches, la verdad que me ha salido malo de narices) el neopreno y a catar el agua.

El neopreno era opcional, la verdad que el agua no estaba demasiado fría, hubo mucha gente que no lo usó. Y quizá yo no debería haberlo hecho….Después de un pequeño problema para poder encasquetarme el gorro, me metí a dar algunas brazadas (y echar una meada). Y de ahí, a la línea de salida.

Empezábamos a las 9, pero la cosa se retrasó un poco, pero nada escandaloso. Me situé, en un lateral para intentar tener agua lo mas limpia posible, aunque sirvió de poco, nos amontonamos un montón en esa zona.  Intenté autoconvencerme de salir tranquilo. Y lo hice, por primera vez fui capaz de ir nadando en medio del grupo sin agobios, llegando a la primera boya no muy lejos de la cabeza (unos 100 metros). Y convencido que podría salir bien del agua. Llegamos a la segunda boya, donde encaramos la última recta…y se acabó todo. En el mogollón de paso por la boya, alguien me enganchó la cremallera del traje y me la bajó. Empezó a entrar agua dentro, y aunque de temperatura era bastante soportable, me frenó muchísimo. Eso, y el hecho de desviarme un pelin, me hicieron perder al menos 3 minutos en el agua, saliendo en poco más de 16′ para los 750m.

Transición rápida, subiendo bien a la bici y arrancando fuerte, para intentar remontar lo máximo posible en los 20 kms. Pero es poca distancia, y por mucho que apretara, llegó un momento que no podía más.  Me quedé en el grupo que iba y a terminar. Al final una buena media, algo por encima de los 35 km/h, pero bastante retrasado.

Otra transición rápida (ya iba siendo hora que me salieran medianamente bien) y a correr con lo que me quedaba. Que era más bien poco. Entre eso y lo mal que estoy corriendo a pie últimamente, fue de largo el peor sector, andando bastante por encima de los 5′ el km y con bastante esfuerzo. Al final casi 29′ para los 5 kms del sector a pie, corrí bastante más lento que en el Half de Canet, (21 kms después de nadar 1900m y pedalear 90kms a la misma velocidad media que aquí) por poner un ejemplo de lo mal que lo hice.

Al final 1h18′ en meta, que realmente no se fue muy lejos de la marca que he hecho otras veces en este tri, pero estoy convencido que podía haberlo hecho mucho mejor.

Espero que esto sea un ciclo (que ya se esta alargando de más) y no tarde demasiado en volver a andar como lo hacia.

Próxima parada, triatlón olímpico del Pilar de la Horadada.

Sed buenos.

Compártelo

Deja un comentario